Legado árabe


A diferencia del alambique tradicional que se utiliza para la mayoría de las bebidas destiladas como el whisky, el ron o la ginebra; el brandy de Jerez de más alta calidad se destila en alquitara. Traídas a España en el siglo VII por los árabes que ocuparon nuestra tierra durante varios siglos, en ellas destilaban vino para obtener alcohol con fines médicos y cosméticos. Se trata del método tradicional más antiguo.